Home

Tipos del Dolor

El tipo de dolor influye en el tipo de tratamiento a realizar. El dolor puede ser agudo o crónico (de corto o largo plazo).

El dolor agudo es intenso y perdura un tiempo relativamente corto. Es otra señal de que el cuerpo está siendo herido de alguna manera. Este dolor generalmente desaparece con la cicatrización de la lesión.

El dolor crónico o persistente perdura durante un largo período de tiempo. Puede variar de leve a severa. El dolor crónico puede entorpecer la vida del paciente si no está bien tratada.

Hay un tercer tipo que es muy importante en el control del dolor oncológico crónico. Algunos pacientes con dolor crónico que se controla con analgésicos pueden tener dolor disruptivo. Esto es, cuando el dolor moderado a severo se manifiesta repentinamente a pesar de la medicación. Es común en personas con dolor crónico que están siendo tratados con medicamentos opioides.

Progresión del dolor

Las personas con dolor oncológico, a menudo, perciben que su dolor cambia a lo largo del día. Las personas con dolor crónico oncológico (dolor que dura más de 3 meses) tienen 2 tipos de dolor – dolor persistente (o crónico) y dolor disruptivo. El dolor persistente es un dolor que no se va, pero generalmente puede ser controlado con medicamentos administrados a intervalos regulares. El dolor disruptivo es el dolor que no es controlado por las dosis regulares de analgésicos.

El dolor disruptivo es un indicador de que el dolor se presenta a pesar de estar tomando analgésicos regularmente para controlar el dolor persistente. Se llama dolor disruptivo porque “rompe” el alivio del dolor que se siente con analgésicos.

El dolor disruptivo puede ser diferente en cada persona, y generalmente el paciente no puede saber cuándo sucederá.

Como regla, aparece de forma rápida, dura alrededor de una hora y la sensación es muy parecida al dolor persistente, excepto que es más intensa. Puede ocurrir varias veces al día, incluso cuando el dolor crónico se controla con medicamentos.

El dolor disruptivo como se muestra en el gráfico anterior aparece en picos durante el alivio del dolor persistente, este tipo de dolor es muy variable y no puede ser previsto.

El dolor disruptivo tiene la misma causa que el dolor persistente. Puede ser del cáncer propiamente dicho o puede estar relacionada al tratamiento de la enfermedad. Algunas personas tienen dolor disruptivo al hacer una determinada actividad, como caminar o vestir. Para otros, esto ocurre inesperadamente sin ninguna causa específica.

Diferentes maneras de tratar el dolor crónico y la progresión del dolor

Tratamiento del dolor crónico

Los medicamentos utilizados para tratar el dolor crónico o persistente deben actuar durante mucho tiempo. Se les llama medicamentos de acción prolongada y se toman a intervalos regulares. Son medicamentos que se deben tomar incluso sin la presencia de dolor. Al ser tomados en horarios específicos se puede mantener un nivel constante de alivio del dolor. Estos medicamentos se pueden administrar en comprimidos o cápsulas de 8/8 horas o de 12/12 horas, y también en forma de adhesivos cutáneos que actúan por varios días. Estos medicamentos se deben administrar en horarios regulares y no sólo cuando aparece el dolor. Los medicamentos de acción prolongada se liberan lentamente en el organismo y mantienen el dolor a un nivel bajo durante un largo período de tiempo.

Tratando la progresión del dolor

El dolor disruptivo se trata con analgésicos que actúan rápidamente y por un corto período de tiempo. Por lo general, se toman por requerimiento necesario, lo que significa que se deben utilizar cuando se siente que el dolor empeoró. Estas drogas de acción corta (a veces llamadas medicamentos de rescate) actúan más rápidamente que aquellos usados para el dolor persistente y se quedan en el organismo por un tiempo menor, causando menos efectos secundarios.

Usted debe tomar su medicamento de acción rápida cuando se siente dolor, para que pueda empezar a actuar cuanto antes. No deje que el dolor progrese y se vuelva más severo, porque será mucho más difícil de controlar. Siga las instrucciones que se le han dado. Si la dosis habitual no aliviará su dolor, o si usted piensa que está teniendo dolor disruptivo a menudo, comuníquelo a su médico. Es posible que tenga que ajustar la dosis o la frecuencia del medicamento que está tomando. Usted también puede querer tomar una dosis del analgésico de acción corta para el dolor de disrupción si usted sabe que tendrá un episodio de dolor durante o después de una determinada actividad.

Preguntas comunes sobre la progresión del dolor

¿Por qué se han prescrito dos medicamentos opioides diferentes contra el dolor?

Una vez que el dolor crónico y el dolor disruptivo son diferentes, necesitan diferentes tipos de medicamentos.

El dolor crónico se trata con medicamentos que tienen una acción prolongada y se toman a intervalos regulares para controlar el dolor tanto como sea posible. Los medicamentos contra el dolor crónico tardan algún tiempo para empezar a hacer efecto, pero ayudan a controlar el dolor por horas o incluso por días. El dolor disruptivo se trata con las drogas de acción corta que se toman solamente cuando usted las necesita. Los medicamentos utilizados para tratar el dolor de disrupción comienzan su acción más rápidamente para así controlar episodios más intensos de dolor. Los medicamentos de acción corta y de acción larga pueden trabajar de forma sinérgica para tratar el dolor crónico y el dolor disruptivo.

Si tengo episodios de dolor disruptivo significa que los medicamentos que estoy usando regularmente contra el dolor crónico no están funcionando?

No. El dolor disruptivo es un pico de dolor generalmente más intenso que el dolor crónico. Recuerde, el dolor disruptivo es frecuente en personas con dolor oncológico y puede ocurrir aún cuando el paciente está tomando la dosis correcta de medicamentos contra el dolor y en horarios regulares.

Sin embargo, comunique a su médico si usted tiene más picos de dolor que lo habitual y cuántas voces usted necesita analgésicos de acción corta. En algunas ocasiones usted necesitará aumentar la dosis.

¿Cómo puedo estar seguro de que estoy recibiendo la dosis correcta del medicamento?

Su analgésico debe aliviar los picos de dolor la mayoría de las veces sin causar efectos secundarios importantes, como somnolencia extrema. Si su medicamento contra el dolor disruptivo no aliviará el síntoma o si tiene más de 4 episodios al día, póngase en contacto con su médico. Puede que sea necesario ajustar la dosis del medicamento que está tomando.

¿Puedo tomar el medicamento para el dolor crónico y el medicamento para dolor disruptivo al mismo tiempo?

Sí, si lo necesita. Usted puede presentar un pico de dolor temprano antes o después de tomar su medicamento contra el dolor crónico. En ese momento, usted podrá tomar el analgésico para dolor disruptivo y continuar tomando el medicamento para dolor crónico a intervalos regulares. Es muy importante seguir siempre las instrucciones dadas por su médico sobre sus medicamentos.

Si usted siente que va a tener un pico de dolor antes del horario de la siguiente dosis contra el dolor crónico, hable con su médico, es probable que tengan que ajustar la dosis, el tiempo o la frecuencia del analgésico contra el dolor crónico. Si usted tiene dudas sobre cuándo tomar los medicamentos de acción prolongada y de acción corta converse con su médico para discutir mejores horarios para tomarlos.